Patricia Casanova


Follow
Painting, Installation 17 Followers Member since 2003
Tandil, Argentina

Back to list Added May 2, 2003


El Eco Digital - Los “Silencios” de Patricia Casanova (2009)

index.php?action=detalle&modul=noticias&id_noticia=22179



Los “Silencios” de Patricia Casanova

Estuvo presentando su obra en el Mumbat, la performance Silencios es la segunda parte de Instalarte, que se expuso en Azul y resultó ser el inicio de una serie de cuestionamientos estéticos que, según se ve, no terminan en la reciente muestra. Escribe Ana Pérez Porcio.


-¿De dónde se desprende su obra, de un planteo estético, la técnica, la creatividad, el impulso?
-No estoy muy segura. Si bien le encuentro un objetivo final a mi obra, tiene un enlace más bien espiritual innegable.
-Cuéntenos.
-Hago yoga desde hace muchos años, lo que comenzó como una curiosidad terminó convirtiéndose en una búsqueda que hizo más profunda mi estructura y después me encontré con diez mil cosas más. También tuvo que ver en mi obra hacer taller con Kazu Takeda.
-¿Hizo sumi-e con ella?
-Sí, pero no lo seguí porque en realidad me interesaba más que nada la cuestión de bucear interiores y, a pesar de que el sumi-e es realmente fascinante, no es mi onda.
-¿Qué la llevó a Kazu?
-Vi una muestra de ella de visiones interiores, juegos de colores, emociones y pensé que era lo que quería y compartimos muchas horas de taller, era una mujer talentosa y encantadora. Si bien aprendí mucho con ella me motivó, sobre todo, en lo espiritual, mi camino en el arte continuaba siendo un interrogante.
-Pero algo le aportó a ese camino
-Trabajar mucho con la parte gestual y la conexión que pone es entre el cuerpo y la manifestación plástica, la profunda conexión de la pintura con el cuerpo y cuando empiezo todas las obras pongo mucho de eso, me involucro toda, no es mi mano sino mi cuerpo entero, pinto en el piso, no tengo problemas. Siempre cuando estás con personas que tienen una gran evolución espiritual, suman desde lo bueno a tu propia conexión.
-¿Cuál fue la última exposición individual?
-En Azul, el año pasado se llamaba InstalArte, era una performance
-¿Cuál es la diferencia entre una instalación y una performance?
-El vocablo performance me parece mucho más general que una instalación, más abarcativo. Cuando presenté en Azul le iba a poner InstalArte… la instalación es un invento criollo. El tema de meterte en la obra es algo maravilloso y lo que sucedió en Azul fue una exaltación de los sentidos.

Se hace camino
Sobre Silencios, se ha dicho desde el Mumbat donde se presentó la obra: “La artista expone su segundo trabajo de este género denominado Silencios. En 2008, había presentado su primera performance InstalArte, en Azul, que apuntó a una profunda sensibilización de los sentidos y consistía en una ambientación con luz de velas, muy tenue el resto de la iluminación de obras, para generar un clima junto con música chillaut, sahumerios y poltronas de relax”.
Durante la inauguración, Patricia comentó “En esta última propuesta vemos una performance que intenta despertar la curiosidad sobre qué existe en esos espacios de silencio en nuestra mente, entre un pensamiento y otro.
Por su parte, analiza Gloria Bocchieri Coyle, actriz y estudiante avanzada del Profesorado de Teatro de la Facultad de Arte de la Unicén, de la ciudad de Tandil: “Particularmente este trabajo me planteó un nuevo desafío actoral, ya que se trataba de capturar la atención del espectador, pero no desde la actuación en sí misma o desde determinado personaje, sino en dirigir la atención hacia la esencia del movimiento y la quietud, hacia el silencio en la acción, a desaparecer en escena. Poder lograr una multiplicidad de visiones del tríptico elegido por la autora, a partir de cambios sutiles, a los que la gente respondió con gran atención. Nos sorprendió la expectativa que generó el movimiento del cuerpo fundido con la mutación de los cuadros, que fue lo que la autora quería expresar. Quedé muy conforme con el público y con todo el personal del Museo, que estuvo muy presente en los detalles de la puesta”.
Cabe destacar que Gloria Bocchieri Coyle comenzó a hacer teatro a los 18 años, en la ciudad de Mar del Plata, luego continuó en Necochea y finalmente se radicó en la ciudad para estudiar en la Facultad de Arte de la Unicén. Paralelamente a la formación académica, asistió tres años a la Escuela Municipal de Teatro, con el profesor Eduardo Hall, con quien pudo obtener una formación integral tanto pedagógica como artística. (Fuente: Mumbat)

Entre dos espacios
-En una oportunidad dijo que en Azul el espectáculo se había comido su obra, ¿eso es así?
-Sí, y aunque al principio no lo vi así, fue un éxito. Y después de un tiempo me di cuenta que estuvo perfecto porque en una evolución espiritual, el primer paso es una exacerbación de los sentidos, una súper sensibilización.
-¿Y Silencios?
-Está profundamente enlazada con esa primera y el segundo paso tiene más que ver con el descubrir qué hay en el medio de dos pensamientos, de allí su nombre, Silencios. ¿Qué cosa hay entre un pensamiento y otro?
Lo que yo crea no tiene ningún valor
-¿Por qué?
-Cada cual tiene que hacer su interpretación, a mí personalmente me parece que el camino del despertar de un espíritu, primero tiene que ver con la sensibilización de todos los sentidos y luego se pasa a la pregunta o a investigar un poco más desde adentro hacia todas las demás cosas a tratar de dilucidar qué es lo que existe en ese espacio, de un pensamiento a otro.
-¿Qué la llevó a hacerse ese planteamiento?
-La meditación.
-¿Y cómo influyó en su obra?; si bien se notan cambios conserva su impronta, su estética, pero dice que algo se modificó ¿qué?
-La meditación me hizo hacer seguir buscando el camino.
-Podría haber seguido un camino que no tuviera que ver netamente con lo espiritual, ¿cómo cree que sería su obra?
-Absolutamente distinta, yo era figurativa.
-¿Y qué se movilizó dentro suyo?
-Las elecciones que uno hace te van movilizando, primero fue de Kazu y luego Ignacio Crespo.
-Y en el medio Ponciano Cárdenas
-Fue toda una cuestión de ir buscando mi caminito, estuve en su taller trabajando con modelo vivo, todo estructurado. Su arte es genial, pero no era lo mío. Luego fui al taller de Ignacio Crespo porque quería dejar la figuración, sentía que no era para mí, no le encontraba la poética, creo que para mí perdió el encanto, no sé. Tal vez lo retome en algún momento, por ahora me gusta otro tipo de especulación, que me dé otro tipo de libertad, donde cada uno pueda encontrar parte de sí mismo.
Pintar con la cabeza
-¿En qué momentos pinta? ¿Se ha hecho un hábito o cuando fluye la idea?
-Pinto muchas veces más con la cabeza que con los pigmentos, porque voy caminando alrededor de la tela y, como tengo todo en la mente, voy sobre seguro, de modo que lo mío no es muy manoseado, lo llevo con cierta prolijidad.
-¿Por qué tantos cóncavos y convexos y ausencias de líneas rectas?
-Lo que pasa es que en la naturaleza no existe la recta, son todas rectas aparentes, solamente con la tensión de un material, de un tejido, de modo que es como una abstracción de la mente humana y en ese punto no me interesa, me interesa más otro tipo de cosas.

Patricia hoy
La primera exposición fue en Espacio de Arte en los noventa; sin embargo, Patricia egresada del Instituto Polivalente de Arte hacía mucho tiempo que pintaba y guardaba. Fue quizás Ignacio Crespo el que la motivó con más fuerza a exhibir su obra y Rubén Betbeder le hizo un espacio en su recordada galería de la calle Alem.
-¿Está satisfecha con lo que ha logrado? ¿Intuye la reacción del público?
-No, jamás, me genera una gran adrenalina el sentir que me comprometo absolutamente con lo que hago.
¿Sabe? Exponer mi obra es más importante que casarme y lo hago porque siento que tengo una gran facilidad y me parece demasiado ingrato para conmigo y con la vida no desarrollar esa facilidad. Y en lo que hago me comprometo toda.
-¿Le provoca un gran estrés?
-Lo llevo con bastante gracia, pero sí. Además tengo un alto nivel de exigencia.
-¿También en su vida privada?
-No, en eso soy bastante relajada, pero el arte es un compromiso profundo, es serio y siempre ha sido así.
-¿Qué cosas la angustian?
-El sufrimiento, el mío, el de los demás.
-¿Es una persona feliz?
-Prefiero decirlo a través de mi arte.
-Por lo general usa paleta cálida.
-Sí, la prefiero. Me llevo muy bien conmigo… y mis silencios.

 

Comments

Be the first to post a comment! Sign in

Be the first to post a comment!